Blogia
El Jardín

Sirenas



Como un velero en la inmensidad del mar. Teniendo por única guía la estela plata de la luna. A la deriva, a merced del viento, las corrientes y de los golpes de las olas en su timón. Guiándose con la yema de los dedos, mientras resiste el dolor de una llaga por la que hace aguas.

Dejándose llevar por los cantos de sirenas que lo llevan directo al arrecife. Deseoso de encontrar un faro que le guíe, una estela de espuma de otro que encontró el camino a casa. Divisando tenues luces de los lejanos faros, que se confunden con el reflejo color plata de la luna.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres